Las cuentas de ahorro son una forma de obtener una pequeña rentabilidad por nuestro dinero, pero sin perder la liquidez. Utiliza el comparador de arriba seleccionando la cantidad que meterías en la cuenta y el tiempo que tendrías el dinero para saber qué intereses podrías conseguir. Si te convence, haz clic en solicitar e irás a la página oficial de la entidad. Leer más
Una cuenta de ahorro es un producto financiero a caballo entre las cuentas corrientes y los depósitos. Esto quiere decir que ofrecen más rentabilidad que las cuentas corrientes, pero menos que los depósitos. A cambio, puedes sacar el dinero en cualquier momento, cosa que en los depósitos no es posible.

Qué debes tener en cuenta sobre las cuentas de ahorro

Cuando contratas una cuenta de ahorro no puedes esperar que sustituya tu cuenta corriente. La cuenta de ahorro solo sirve para que tu dinero acumule intereses, pero no puede tener asociadas tarjetas de crédito o débito, otros productos como créditos, préstamos, cuentas de valores o en muchos casos incluso hacer transferencias a otras cuentas bancarias. Las cuentas de ahorro siempre están vinculadas a una o más cuentas corrientes. De modo que para hacer uso de cualquiera de los servicios que hemos mencionado en el párrafo anterior, deberás hacer una transferencia de tu cuenta de ahorro a una de las cuentas asociadas para después gestionar normalmente tu dinero. También debes saber que en algunos casos el dinero queda retenido durante unos pocos días, por ejemplo 5, por lo que la liquidez de la cuenta no es total. Eso sí, los intereses empezarán a contar desde el mismo día en que la cuenta reciba el dinero y a partir de ese pequeño intervalo de tiempo de retención, puedes retirar el dinero en cualquier momento. De tiempo en tiempo, las entidades ofrecen un interés extra promocional por los primeros meses o incluso año desde que se abre la cuenta. En opinión de Prestamoweb, estas ofertas son muy interesantes ya que estamos hablando de uno de los productos financieros más seguros.

¿Cuándo interesa una cuenta de ahorro?

Una cuenta de ahorro interesa cuando se quiere ahorrar dinero sin arriesgar prácticamente nada y sin perder liquidez. Los dos grandes problemas del ahorro son el riesgo y el no poder disponer del dinero. Eso es precisamente lo que solucionan este tipo de cuentas. A partir de ahí, el interés de la cuenta de ahorro depende fundamentalmente de las tarifas y comisiones que pueda aplicar la entidad y de los intereses que esté dispuesta a pagar por tu dinero. Para tener una idea rápida de los mismos, puedes utilizar nuestro comparador de cuentas de ahorro, indicar el dinero que invertirás en la cuenta, así como el plazo que tienes pensado mantener dicho saldo, y verás los rendimientos que te daría. Ten en cuenta, que si añades una pequeña cantidad todos los meses, al aumentar el saldo, también aumentarán los intereses, de tal forma que tu ahorro subirá sensiblemente con el tiempo.